274065543_272d8e8240_z

24 horas en Osaka

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Hacer photobombing parece que hace mucha gracia a las chicas japonesas”, pensé tras interrumpirlas mientras se hacían un selfie. Bueno, no fue a propósito y era mi primera visita a Japón, así que tampoco me importó demasiado.

Como es obvio, hice un poco de investigación antes ir, porque no quería viajar a un país que era completamente desconocido para mi sin saber algo sobre el. Descubrí que Osaka es la capital culinaria de Japón, así que planifiqué una pequeña estancia en Osaka antes de desplazarme a Kyoto. Tenía mucha hambre y quería comer de todo lo que veía, ¡tenía todo una pinta deliciosa!

En primer lugar visité el barrio hispter de Osaka. En él se puede ver a todos los jóvenes en la calle naranja bebiendo y fumando en elegantes cafeterías. También se pueden encontrar diferentes tiendas dónde hasta todo el dinero que tengamos en ropa de diseño.

Prosigamos a la calle principal y al barrio Dotonbori, dónde la variedad culinaria fue una muy grata sorpresa. Había restaurantes en todos lados y no pude decidir a dónde ir primero. Todo el mundo me había dicho que es imposible comer algo que no esté sabroso, así que escogí aleatoriamente Takoyaki.

2308993346_569d52b933_z

Pequeñas bolas de pulpo con copos de bonito. ¡Exquisitos! Siguiente parada: Okonomiyaki Shop. Okonomiyaki es una especie de pizza o tortita japonesa realmente sabrosa. Después de esto aún tenía hueco para algo de bebida y unas tempuras. ¡Fue increíble! Probé también unos camarones fritos y unas verduras. La gente tenía razón, ¡no puedes comer algo malo en Japón!

5286757290_40df06a2ba_z

Tras una comida contundente y abundante, decidí caminar un poco y descubrir nuevas tiendas. En Osaka puedes encontrar de todo, es genial. Los japoneses son muy amables, pese a parecer ser muy tímidos al principio. Es una cultura diferentes basada en la educación y el respeto.

Al final del día regresé a mi habitación de hotel y me quede dormido, ¡no puedo esperar a la siguiente parada!


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *