Gran Vía de Madrid: hermosa, vibrante y legendaria

Share the joy
  • 208
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al contemplar hoy la ajetreada y majestuosa Gran Vía de Madrid, la arteria más emblemática de la capital española, es difícil adivinar su variopinto pasado. Los primeros bocetos del trazado de la calle que nunca duerme datan de 1862 y su diseño final se aprobó en 1899. Fueron los arquitectos José López Salaberry y Francisco Octavio Palacios quienes, finalmente, presentaron el proyecto.

Gran Via, Madrid

Las obras se iniciaron el 4 de abril de 1910. ¿Te imaginas a Su Majestad el Rey Alfonso XIII dando los primeros golpes de piqueta a la casa del cura párroco de la Iglesia de San José? Casa y cura fueron los primeros damnificados del total de 311 construcciones derribadas, y de varias calles eliminadas. El proyecto de la nueva vía arremetía contra lo que se interpusiera en su recorrido de 1.300 metros, y su construcción se prolongó hasta el año 1931.

Edificios con solera y atracciones que dan vida al centro de Madrid

Para conocer en profundidad el valor de la Gran Vía puedes iniciar tu recorrido donde comenzó la construcción del primer tramo de la calle, en su confluencia con la calle Alcalá. Ten en cuenta que podrás apreciar de verdad su belleza si elevas tu mirada suavemente, para descubrir el arte que se esparce hasta las alturas de sus edificios más famosos. Varias de las construcciones más descollantes se alinean en el primer tramo de la calle, y aparecen intercaladas con tiendas históricas aún en funcionamiento.

  • En la misma esquina de Alcalá se yergue el sofisticado Edificio Metrópolis, inaugurado en 1911. Desde 1972 luce sobre su cúpula una victoria alada, obra de Federico Coullaut Valera.
  • El Edificio Grassy tiene el honor de llevar el número 1 de la Gran Vía. Fue construido en 1916 y debe su nombre a la joyería de lujo del suizo Alejandro Grassy que allí se estableció en la década de 1950. Podrás descubrir el reloj Grassy y visitar el Museo de los Relojes, situado en el edificio.
  • En el número 2 te sorprenderá el Edificio de la sociedad Gran Peña, cuya elegancia se logró entre 1914 y 1916. Destaca la gran cristalera de su fachada, y hoy alberga al hotel Ada Palace.
  • El espléndido edificio de Seguros La Estrella ocupa el número 10 de la Gran Vía. Tómate tu tiempo para descubrir sus múltiples detalles.
  • Conocido en su tiempo como residencias para el conde de Artaza, el maravilloso edificio del número 11 es hoy la sede del Hotel de las Letras. Se trata de un lujoso establecimiento, que se cuenta entre los más de cuarenta hoteles situados sobre la Gran Vía en Madrid. Sus huéspedes tienen la oportunidad de explorar todo el corazón de Madrid a pie. Frente al hotel verás el local de Museo Chicote, y es recomendable que destines tiempo a visitar esta original coctelería.
Museo Chicote, la primera coctelería en España

El segundo tramo de Gran Vía comienza en la Red de San Luis, un sector cuyo nombre nació de la vida cotidiana de otros tiempos, que es un lujo poder utilizar aún hoy. Está a la altura del célebre edificio de Telefónica, que fue el primer rascacielos de Madrid.

A partir de este punto la Gran Vía es más amplia, soleada, dinámica y comercial. Aquí resplandecen los escaparates de las tiendas de moda más renombradas, bancos y está la Casa del Libro, que atrapa en sus embrujadoras plantas a todo lector que acierta a pasar por allí. Al continuar tu paseo llegarás a la Plaza de Callao, donde se concentraban varias salas de cine durante la década de 1920. La plaza está flanqueada por el Edificio de la Prensa y el Palacio de la Música.

Algo más adelante, ya en el tercer tramo de la calle, te espera otro grandiosa construcción de la Gran Vía, el Edificio Carrión o Edificio Capitol. Fue diseñado para albergar un gran anfiteatro que integraría una ópera, una sala de conciertos, una sala de variedades y una zona comercial cubierta con cafeterías y restaurantes, oficinas, refinadas residencias y un hotel. En su planta baja funcionan los cines Capitol. Cabe destacar que en abril de 2018 el edificio fue declarado BIC por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Lo reconocerás por su estilo Art Déco y por el mítico cartel de Schweppes.

El tramo final de la Gran Vía se presenta abierto, invadido por una atmósfera muy animada y tiene como broche de oro a la Plaza de España. Fue construida en la década de 1920, y constituye una de las plazas más grandes de la capital española. Allí distinguirás algunos de los primeros rascacielos de la ciudad, que se edificaron en la década de 1950. Son la Torre Madrid y el Edificio España.

Entre el edificio Capitol y la Plaza de España están situadas algunas de las más reconocidas atracciones madrileñas, como son el Teatro Coliseo, el Museo del Jamón, el Teatro de La Luz Philips Gran Vía, la productora El Rey León, el Teatro Lope de Vega y el Teatro Rialto, además de numerosas cafeterías, restaurantes, tiendas y otros locales de ocio de moda.

Museo de Jamon

Anecdotario de la Gran Vía madrileña

Como las curiosidades y las anécdotas son la guinda del pastel, te contaremos algunas referidas a la Gran Vía:

  • En el pasado la calle fue denominada Avenida de Rusia, Avenida del Quince y Medio y Avenida de José Antonio, por Primo de Rivera.
  • La Gran Vía ha sido el escenario perfecto para el rodaje de exitosas películas, como ‘El último Caballo’, ‘Abre Los Ojos’ y ‘El Día de la Bestia’.
  • En enero de 1928 la calle fue testigo de una inesperada corrida de toros. Fue protagonizada por el torero Diego Mazquirán ‘El Fortuna’, quien paseaba tranquilamente por el lugar, y un toro que había escapado del camión que lo transportaba.
  • En Gran Vía estuvieron los almacenes Madrid-París, los primeros que hubo en la ciudad, y también el ya desaparecido Hotel Florida, preferido por numerosas celebridades. Ernest Hemingway se alojó en ese hotel mientras trabajaba como corresponsal de guerra.
  • Durante la última ampliación, al levantar el pavimento, fue descubierto un tramo adoquinado de más de 100 años de antigüedad.

Puedes haber paseado anteriormente por la Gran Vía de Madrid, pero vuelve una y otra vez y siempre descubrirás nuevos detalles y rincones. Antes de tu visita repasa y apúntate los enclaves que hemos enumerado. Así podrás contemplarlos con una cercanía que terminará por conquistarte y hacerte sentir lo que en realidad son, obras de arte integradas a tu vida.


Share the joy
  • 208
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *